CUARESMA EN JUEVES

No, no había diablo, demonio o ente similar. Nada de eso. En aquel desierto, la comunidad de los esenios se había retirado por estar en desacuerdo con el judaísmo practicado por los sacerdotes del templo de Jerusalén. Tanto ellos como ellas han tomado partido por una religión basada en un único Dios que era esencialmente igualitario y pacífico y amoroso, esa religión, en realidad, pervertida por los sacerdotes del templo. Esta comunidad era mínimamente ruidosa. Pero en toda Judea se la conoce por sus prácticas hospitalarias zin pedir nada a cambio para los que pasan por sus cercanías. También fueron identificados con una sexualidad nada monógama.

A esta parte del desierto y en ese tiempo, el Nazareno llegó atraído por la fama de buenos hombres que destilaban estos esenios. Con ellos convivió durante un mes y poco más. De su hospitalidad y caridad disfrutó, de su amarse como hermanos también. Incluso palpó la sexualidad nueva que escanciaban estos buenos hombres retirados de la hipocresía de la ciudad.

Los demonios que le tentaron en su convivir con los esenios se llamaban amor, caridad, y sexualidad libre. Cuando  el Nazareno abandonó el desierto, tenía sobre sus espaldas  una buena dosis de sabiduría. Y comenzó a repartir palabras de caridad y amor entre sus coetáneos … incluso las dispersó entre los humanos venideros; aunque sucedió que no hizo un reparto de palabras de sexualidad libre entre los suyos por que en aquella sociedad la mujer valía menos que un sestercio romano y, por ende, tampoco por entre los humanos futuros. Y llamó al amor y a la caridad buenas tentaciones … malas tentaciones a las … 

MÁS EN LO DE JAVIER SARABIA

Anuncios
de julianoelapostata56

Una carta en jueves.

Querida, te fuiste…

Y mi mano se quedó allá, prendida de tu sexo, al borde mismo de tu sexo, cuando el sueño te sorprendió y te fuiste por enésima vez, aunque esta vez sí que fue la de verdad. Mi mano se quedó allí, en la baranda aúrea de tu sexo, contemplándolo desde sus yemas, enfebrecida toda ella, ausente y presente a la vez, negándose a seguir por que no sabía, animándose a seguir por que tampoco sabía. Y mientras tanto, como otras veces, te fuiste por el horado del sueño, por el cansancio del día, aunque esta vez te fuiste para siempre, te fuiste de verdad. Si la mano acariciante lo hubiera sabido, de seguro que se carga de valor y horada tu sexo, te reclama para ella, para mí. Pero el padre Morfeo te había llamado, no el del sueño, si no el de la muerte: un ictus te sorprendió, aunque yo pensaba que andabas entre sueños. Lo supe a la mañana sigiente, mi mano aún cerca del sexo, como apacentando tu sueño eterno…

Querida, te fuiste…

Esta vez de verdad. Y mi mano llora ausencias, grita deseos no alcanzados, llora ausencias…

MÁS EN LO DE MARÍA JOSÉ.

de julianoelapostata56

ROMA…ESCRIBO EN JUEVES.

Este jueves, todos nos vamos a Roma. Todos escriban lo que quieran con Roma de fondo … o de cerca …

Y no me puedo extender más por que el wifi de este hotel de Roma desde el que convoco es … cómo decirlo …

Las normas de Tésalo no varían ni aunque esté en Italia.

PD Disculpad la escueta convocatoria … ESO SÍ, CON UNA IMAGEN HECHA HOY EN LA PLAZA NAVONA. Pero es cierto lo de mi estancia y el mal wifi.20180120_154647_HDR.jpg

Os espero.

 

Han querido venir a Roma …

SILVIA

FABIANISTA

MONSERRAT

CAMPIRELA

TRACY

ESTELA

JOSE ANDRES

DOROTEA

LIWK

Mónica

EL DEMIURGO

CARMEN ANDUJAR (PERDÓN, CARMEN POR EL RETRASO)

de julianoelapostata56

UN GIRO INESPERADO EN JUEVES

Otra vez que nos ha tocado estar en la casa del pueblo de la suegra. Cada año lo mismo: olor a cerdos y a gallinas y a cabras y a conejos. También olor a mis cuñados. Dos, dos cuñados similares a la madre: agrietados como la tierra sus rostros, ajados como el gélido viento que entra por los ventanucos de esta casa vieja sin calor, con apenas una lumbre de mojados maderos de encina. Y los tres, ella viuda por que el marido prefirió morirse a aguantarla años y años; ellos solteros por que tan sólo son capaces de entenderse con sus cabras, que ni con los marranos ni las gallinas ni los conejos se entienden…los tres brutos como el terruño castellano en invierno, tan insociables como el águila que de vez en cuando les lleva gallinas…los tres empalagosos como el vino que cultivan, vino duro de Toro.

Otra vez cenando en casa de mi suegra…Mi mujer siempre se calla, se echa a un lado, con los gestos y con el silencio y me deja a mí, un anestesista de primera, lidiar con estos seres amapolísticos.

Siempre pensé en inyectar alguno de mis fármacos en las uvas que se fueran a comer los tres. Recuerdo que una vez se lo comenté a Eva, mi mujer…Se rio de mí. Me miró como si yo fuese poca cosa en cuanto al valor. Que una cosa era dormir a la gente enferma y otra dormir para siempre a la gente sana, me dijo.

El caso es que ya estamos comiendo…bueno, mi suegra y mis cuñados aglotonan, no comen, amontonan en la boca, no comen…por que no mastican y hablan mientras las uvas están en sus bocas, para luego tragarse todas a la vez. Nunca entendí cómo eran capaces de hacerlo…

¿Juan, querido, querido, qué te pasa, qué te…? Mamá, mamá, que Juan se está…

Pues claro, hija. ¿No nos dijiste que nos quería envenenar con las uvas?

Pero mamá, mamá, que aquello era una broma…

Pues esta no. Juan, tu hermano, inyectó hormonas para las cerdas en cada uva…para morir nosotros, que las palme este desgraciado. Nunca me cayó bien. Nunca. Además, ahora ya podrás volver a casa de nuevo. Este tan sólo te quería para exhibirte en sus reuniones de niños pijos.

MÁS EN LO DE PEPE

de julianoelapostata56

A TRAVÉS DE SUS OJOS…UN JUEVES

El bebé se ha movido en su cuna mientras la familia come. Félix, el gato callejero, sin abrir los ojos, mueve sus orejas en dirección a la cuna. Las mantiene alerta, escuchando por encima del ruido típico de la hora de comer en casa de los Fernández: Azucena, siete años y mala comedora, está reclamando más salsa para los macarrones; su padre, Andrés, se la pasa y con un gesto le dice que se calle, pero cuando ha dejado de reclamar a los gritos, su hermano Paolo, 9 años recién cumplidos, le mancha la cara con salsa…y ya está preparada la revelión y los llantos y…¡Silencio los dos!, grita su mamá golpeando la mesa con el tenedor de comer los macarrones, salpicando a su marido de salsa y salpicando la mesa de estridentes risas…Se hace la paz…

El bebé está como ajeno a todo por la inconsciencia de su sueño. Pero entre sueños, su cuerpecito se ha movido al compás de la trifulca de su familia…y Félix ya no solo ha puesto en alerta sus orejas, ahora ha abierto los ojos y los ha dirijido al bebé…a la cuna del bebé, a los movimientos de este. Al resto de la familia, desde su lugar en la casa, es decir, un cojín en un rincón del comedor y cerca de la cuna del bebé, no les presta atención. Sólo tiene interés por ese nuevo miembro de la familia desvalido y chiquitín.

En un momento dado, Féñix se levanta, maulla fieramente, bufa aún más fieramente, se eriza, levanta y arquea la espalda, alza la cola…quiere llamar la atención de la familia Fernández por que el bebé ha sacado cabeza y tronco y bracitos de la cuna y, silenciosamente, anda saliendo de ella para, si nadie lo remedia, darse un golpe en el suelo duro del comedor…Félix maulla…maulla…se lanza al regazo de la mamá y la araña…Grita la mamá, se levanta, echa pestes al gato y dirige, por casualidad, la mirada a la cuna en el preciso instante en que el babé estaba por caerse, lo cual impide con la agilidad propia de una madre que ve en peligro a su retoño.

MÁS EN LO DE INMA

de julianoelapostata56

JUGAR CON FUEGO EN JUEVES.

Mis ojos ardían. Varios sentimientos mostraban las llamas revoltosas que surgían de mis ojos encendidos: impotencia, dolor, miedo, rabia,llanto encendido…Lo curioso es que mi cuerpo no acompañaba al fulgor de mis ojos, pues estaba sometido, estaba casi relajado, resignado, no luchaba, era la otra cara de la moneda. Y es que mientras uno de los agresores me sujetaba fuertemente de las muñecas(la espalda sintiendo el verde) y el otro, alzada la falda, las bragas bajadas, me penetraba de forma animal, solo los ojos, ni el rostro siquiera, mostraban el abanico de sentimientos que me recorrían por dentro. Mis ojos ardían. No se habían sometido. Quizá fuera lo que me salvó. Estoy segura, ahora, acá sentada en la comisaría del centro, escuchando a una agente de policía de voz susurrante, de voz acariciante, tranquilizante. Sí, agente, los ojos me salvaron, por que vi la posibilidad de dar un rodillazo al que me penetraba y de acercarme luego a la navaja con la que me habían intimidado…Sí, me salvaron, alcancé la navaja y, primero se la clavé al que me sujetaba las muñecas, el cual, previamente, me las soltó ante los quejidos de su compañero, y luego al que se retorcía por el dolor que le había causado en sus güevos…cabrón, si juegas con fuego, te puedes cortar, cabrón, le dije a este segundo mientras seguía introduciéndole una y otra vez la hoja de la navaja…y mis ojos … el otro huyó…

MÁS EN LO DE CHARO.

de julianoelapostata56

ESTE JUEVES CON PIE FORZADO

Ayer fue miércoles toda la mañana. Por la tarde cambió: se puso casi lunes…Medio adormilado en la cama, iniciando una siestita reparadora, te había dejado recogiendo la mesa, iniciando la banalidad del fregoteo, escuchando cómo tus manos se movían casi líquidas entre aguas de grifo y entre sonidos casi cristalinos de entrechocares de platos y cubiertos, suponiéndote cansada, muy cansada de una mañana agotadora de trabajo, con el semblante apagado, sin muestras de vitalidad, más bien con huellas de ansiedad por tenderte a mi lado despacito, apenas produciendo ruido, por aquello de que me ibas a despertar, viendo en mí una cierta angustia por haber accedido a dejarte sola en tal oficio casero, sintiendo cómo se me iba el sueño y el cansancio por una especie de sentimiento de culpabilidad, sintiéndote al otro lado de la habitación apetecible, corporalmente apetecible, despabilando mi sexualidad a modo de regalo para ti, a modo de purgación de mi culpabilidad…De repente entras en la habitación, sigilosa, dejando tus ropas sigilosas en el suelo, abriendo la cama con tiento…De repente te miro y te acaricio y te sugiero sexo…”Hoy es miércoles, querido…lo sabes…y sabes que sólo nos toca los lunes”,

más en lo de sam

de julianoelapostata56

FANTASÍA OSCURA PARA EL JUEVES

 

Existe una manera muy fácil de comprender lo que son las dimensiones superpuestas: la dimensión espacio temporal. Sí, el espacio es incomprensible sin su dimensión temporal y al revés. Y hago este preámbulo para decir que en la teoría de cuerdas se habla de 11 dimensiones, cuatro, las tradicionales, y el resto, necesarias para albergar las denominadas cuerdas, que serían la base de toda la existencia de la realidad, serían los ladrillos de la naturaleza, para entendernos, más abajo de ellas, no hay nada más.

Y sucede que hace un año se ha demostrado científicamente de la existencia de dos más que añadir a las cuatro tradicionales. Es decir,mientras que las no percibidas son teóricas, la seis restantes ya son conocidas por la ciencia. Y se sabe que estas últimas dos demostradas, descubiertas hace un año, son muy parecidas en cuanto a sus características a la dualidad espacio temporal. Es más, se intuye, por ahora solo se intuye que en ambas hay “vida” que puede interactuar entre sí, debílmente, pero que puede interactuar…¿No sería maravilloso descubrir que en ambas realidades existen en una, por ejemplo, elfos y diosecillos rabiosos y juguetones y en la otra seres semejantes a humanos que sienten apenas sus cosquillas! ¡no sería maravilloso descubrir que nosotros podemos percibir desde nuestras dimensiones de alto-largo-profundo-tiempo algunos de los movimientos o acciones de esos geniecillos o elfos o esos semejantes a humanos? Aunque tal vez se produjera que esos geniecillos y demás resulten ser seres maléficos…¡Vete tú a saber!

 

MÁS EN LO DE YESSY

de julianoelapostata56

DÍAS DE OTOÑO

Como si no hubiera asomado aquel día 21 de septiembre en el hemiserio norte. Al menos para muchas plantas. Transcurridos ya unos 45 días desde la entrada del otoño, por todas las macetas andan las plantas como sumidas en una vorágine de confusión. No se deciden a dejar caer sus hojas, pero tampoco se deciden a dejar que sus últimas flores dejen de asomarse a estos días de cortedad lumínica y de anormalidad de temperatura. Diríase que incluso han pactado con algunos insectos, pues muchos todavía asoman a sus parcas flores en busca de alimento. No obstante y por el contrario, con esos animalejos que se dedican en el suelo a usar como más les conviene las hojas que ya deberían haber caído andan las plantas de los tiestos a discusión diaría. En este juego loco de confusión, parece ser que quien sale ganando son algunas aves migratorias que aún no se han decidido a salir a su destino, ya que se están poniendo las botas tanto con los insectos medio atontados que se alimentan de las flores como de los animalejos de tierra que aun están medio escuálidos por no poder usar de las hojas no caídas…Y en el conjunto del ambiente, una especie de caos que no se sabe hacia dónde se va a dirigir. Por ejemplo, los humanos que cuidan de las plantas, no saben si regarlas, podarlas o qué demonios hacer. Todo anda manga por hombro.

MÁS EN LO DE INMA.

de julianoelapostata56

LO QUE NO SE VE:HALLOBLOGWEEN 2017

 

Antes de meterse en la cama y apagar la luz, acostumbra a echarse un vistazo en el espejo de la habitación. Es un ritual de siempre. Y siempre, cuando se vuelve y antes de apagar la luz, del rincón derecho y de arriba del espejo un rostro del Goya de Los fusilamientos surge para cerciorarse de que Juan Gómez y Puig se va a la cama.

Cuando ese rostro sale a la noche de la habitación, lo hace acompañado del resto de su cuerpo. Y si un espectador pudiera verlo, observaría que es como humo, que es como niebla, que es como aire pintarrajeado de oscuridad. Suele ese ser mirarse también en el espejo y remirarse, suele ese ser apagara la luz ya apagada y recostarse al lado de Juan, para acompañarle en su sueño. Es fácil descubrir para un espectador ajeno cómo las mantas se alzan mientras se mete en la cama, fácil ver cómo acaricia a Juan o como parece que le susurra algo. Al cabo de un rato, suele quedarse dormido. O eso es lo que aprece, por que las mantas comienzan a elevarse al lado de Juan. A veces, este, suele darse media vuelta aplastando el etéreo cuerpo que lo acompaña, sin que le obligara a ocupar otro espacio…es como si ambos cuerpos, el etéreo y el suyo, ocuparan espacio y tiempo simultáneamente.

Al amanecer, Juan tan solo se plantea por qué ese lado de la cama está como removido, como deshecho, como si alguien se hubiera levantado y no hubiera vuelto a poner las sábanas y las mantas en su sitio…y eso tan sólo a veces. La verdad es que casi siempre Juan lo achaca a sus posibles movimientos nocturnos. El espectador ajeno, sabe que no es así.

MÁS EN LO DE TERESA

de julianoelapostata56