SENTIMIENTOS ENCONTRADOS…EN JUEVES.

 

José Luis Peralta” murió”, al parecer, el día 24 de este mes navideño. De su mente, quedaba todo menos las áreas dedicadas al pasado: no sabía quién era él ni la gente que le rodeaba en este 31 de diciembre. Esa señora tan elegante que decía ser su mujer y que estaba pelando sus 12 uvas por que decía que debían de comerlas a eso de las 12 de la noche le resultaba una extraña a todas luces. Qué decir de ese renacuajo que lo único que hacía era llorar y pasar del llanto a los gritos y, de repente, decirle “papá,mira mi hermana que no me  deja…”No lo sentía como su hijo. Lo percibía como una molesta presencia que le producía dolor de cabeza. La que le habían dicho que era su hija,una chica de unos 16 años, que tan sólo hablaba para pedir permiso para salir a la calle e ir con su panda…no entendía cómo su “esposa” no la cruzaba la cara por …” “¿por qué?” ¿ En realidad por qué sentía que había que cruzarle la cara?”

José Luis Peralta sabía por que se lo habían dicho que sufría de amnesia debido a un accidente reciente. Y sin embargo albergaba muchas dudas a cerca del día en que vivía y a la casa a la que pertenecía. En su cabeza tenía una familia, retazos de recuerdos le venían de vez en cuando, y no era esta que ahora jugaba a la Navidad. Incluso se había dado cuenta de que en las fotografías familiares nunca estaba él…ni ningún otro papá, esposo…Llegó a ver en el ordenador de su “hija” que la fecha de hoy era 7 de febrero…José Luis Peralta “murió”, al parecer, el día 24 de este mes navideño, pero albergaba ahora todas las dudas del mundo.

MÁS EN LO DE CARMEN ANDÚJAR.

de julianoelapostata56

A RIESGO DE PARECER LOCO EN JUEVES.

La pomposidad de sus frases era tal que cuando las dejaba en libertad mientras jugaba al chamelo (juego con el dominó) pareciera que se cernieran cual copos de nieve enormes sobre los oídos de sus compañeros de juego. Y el caso es que gracias a él las conversaciones eran amenas, muy amenas.

Apenas si en sus frases aparecían malsonantes tacos. Es más, eran sustituidos por giros de su propia cosecha o por giros atrapados en su memoria por haber sido leídos en obras de los clásicos.Y el caso es que gracias a él las conversaciones se veían alimentadas con barbarismos, los de sus compañeros, y de sutilezas sonoras, las suyas.

Solía pescar palabras arcaicas que ya se habían olvidado casi por completo en su entorno de pueblo, en su partida de chamelo. Poseía la gran habilidad de situarlas en sus frases con pulcra delicadeza, como puestas de soslayo, como colocadas al albur,naturalmente. Y el caso es que alguno de sus compañeros solía comentar que “coño, así es como se expresaba mi…”, resucitando el pasado casi sin pretenderlo, lanzando carnadas para hacer más amena la conversación…

Y cuando cada cual, una vez terminada la partida se iba para casa, en corrillo de a dos o de a tres, sus compañeros acostumbraban a adjetivarlo como loco, como raro,como…

 

MÁS EN LO DE MÓNICA

 

 

de julianoelapostata56

PERDIDOS…UN JUEVES.

Las voces  bien se podrían parecer a esa distorsión acuática de cuando escuchas debajo del agua, al eco lejano y metálico que regresa a tus oídos desde un acantilado rocoso, rocoso y poroso…Los tactos quizá  semejarían el arrullo que te proporciona la amante con la palma extendida en la cama mientras estás dormido a través de las mantas mullidas, los tactos dulces pero distorsionados…Los besos se podrían igualar a olas en la superficie de un lago de aguas tranquilas, olas que extienden el beso pero que no dicen que han sido provocadas por una piedra caída desde lo alto… En cambio los arrullos..ay, los arrullos sí que con absoluta seguridad atravesarán toda la manta de la barriguita de la mamá del futuro Carlitos, tan perdido dentro del mundo, tan asegurado tan sólo por esos arrullos de tez femenina, de calor maternal..

.Carlitos casi siempre se encontraba perdido en su seno materno, casi siempre, menos cuando los arrullos de mamá se repetían y repetían como estrella polar al norte titilante.

MÁS EN LO DE CHARO CORTÉS.

de julianoelapostata56

ÉRASE UNA VEZ…UN JUEVES.

 

 

Desde hace más de una centuria, la característica de los nenes es el desconcierto, por no decir que el pánico soterrado casi más abajo del hipotálamo. Y digo casi por que, en realidad, en él es donde residen nuestros miedos más genéticos, los miedos ancestrales de la especie: el miedo a la noche, a las arañas, a los lobos, a las serpientes, etec.Y es que hay unas cuantas generaciones, ya digo, aquellas que pasan de la centuria, aquellas que son hijas de Caperucita Roja y similares…hay unas cuantas generaciones que han crecido con miedos añadidos a los propios de la especie. ¿Qué demonios es si no ese maldito cuento con lobos comiéndose a agüelitas? ¿Qué demonios es eso de brujas malas malutas envenenando no sé qué? Nos han dormido y hemos dormido con ejemplos a seguir de malutos. ¡Y ya está bien! Hagamos cuentos nuevos, hagamos cambios en los cuentos tradicionales, hagamos de lo maluto una explosión de cosas agradables,hagamos que nuestros infantes duerman entre nubes de algodón y no entre fauces de lobos malutos.

MÁS EN LO DE MOLÍ…

de julianoelapostata56

UN GIRO INESPERADO…EN JUEVES.

 

 

Me dijo que  estaba segura, que no necesitaba conocer mi pasado. Al fin y al cabo, lo único que la interesaba de mí era mi gran corazón, ese que había aflorado en los pocos días de conocimiento mutuo que poseíamos. Quién la había sacado del pozo de la calle, quién la había acogido en casa sin hacer preguntas y dando lo que poseía y lo que no también? Me dijo que  estaba segura,  que no necesitaba conocer mi pasado para proponerme que si me apetecía ser su esposo, ese esposo para convivir, donde fuera, en la calle, en mi casa, que ella pensaba entregarse en cuerpo y alma, que estaba segura, que con lo visto le sobraba. Nunca nadie había hecho nada por ella. Por eso se encontraba en la calle, bajo cartones, bajo las farolas de la noche, bajo el sol o las nubes del día, bajo las miradas de desprecio del día y de la noche, bajo las miradas que se apartaban, bajo la indiferencia…Le dije que sí…Le dije que sí y me callé que ella sería mi quinta víctima, que un día aparecería descuartizada por que..

.más en lo de Pepe.

de julianoelapostata56

Jueves. CUESTIÓN DE TIEMPO.

Acabo de encender un cigarrillo y ya lo tengo en la boca mientras escribo. Veamos una serie de cuestiones:

Primero.- La chispa de la piedra del encendedor, al ser raspada por la rueda del encendedor se hizo visible y al dejar salir el gas, el fuego iluminó un espacio.

Segundo.-El cigarrillo se prendió y comenzó a consumirse en mi boca dejando caer ceniza y dejando escapar humo.

Como se ve, en todo este proceso el tiempo ha transcurrido. Pero hacia a delante. No podemos, por ejemplo, recoger la ceniza ni el humo para volver a reconstruir el cigarrillo.Tampoco podemos desiluminar la chispa para que la piedra del encendedor sea como antes, es decir, que el desgaste producido en ella debido al roce de la rueda se deshaga.

¿De qué se está hablando, por lo tanto, hasta ahora? De que el tiempo es unidireccional y que tiene  mucho que ver con la mayor o menor entropía; es decir, el tiempo sigue la flecha de la entropía, es decir, que pasa de un estado de un cierto orden…el cigarrillo tal cual antes de ser encendido a un estado de mayor desorden…el humo,la ceniza, etc. Se está hablando de una definición de tiempo…una que lo atrapa, una que lo atrapa entre palabras, una que lo atrapa entre ciencia, que casi lo comprende… ¡Y si no hemos comprendido el tiempo, no podemos avanzar hacia cuestiones más gratas o ingratas! ¡Imposible! Una vez asido el tiempo, bien que podremos comenzar las disquisiciones que nos propone Nieves.

MÁS EN LO DE NIEVES

de julianoelapostata56

QUÉ HACE ESTO AQUÍ…

Por la profundidad del estrato, era fácil suponer que se rondaba el año 24 de la era cristiana. Por la calidad del suelo que en esos momentos limpiaba el pincel delicadamente, no se podía más que concretar que las gentes que habían vivido en este amplio palacio de Jerusalén, pertenecían a la élite romana.

Se suponía que se había encontrado el palacio del gobernador de la Siria, sí, el palacio que fuera de Poncio Pilatos, gobernador nombrado por el propio Augusto. Los indicios estudiados con anterioridad llevaban todos a casi la afirmación. Pero…mientras el pincel apartaba ganga del suelo, polvillo, alguna que otra piedrecilla, se dejó al descubierto lo que parecía ser el mango de una sica ricamente decorada. Conforme se fue dejando más al descubierto el arma propia de un romano con mando, la hoja, fuertemente oxidada, mostró en una de sus caras una inscripción: CRISTUS FILIUS ROMANORUM…

MÁS EN LO DE CHARO

de julianoelapostata56

JUEVES OLÍMPICO…

Cuéntame, cuéntanos historias de Olimpiadas… Y si participaste, cosa que dudo, en una Olimpiada, por fa, haznos saber tu experiencia…

Quizá hayas soñado con una participación… Cuéntanos la misma.

A lo mejor tu Olimpiada es el paseo simple. También nos vale. Cuéntanos la misma.

Incluso invéntate tu propia Olimpiada, tu propia prueba olímpica.

Ah, nos valdría alguna prueba del estilo “hoy, planché 34 camisas en 24 segundos…” Ah, nos valdría alguna prueba del estilo ” hoy, llevé al niño y a la niña y a los niños del vecino y a los abuelos a la escuela en un tiempo de 43 segundos 18 centésimas…”

Las normas de Tésalo las digo atendiendo al teléfono que no uso…

EL DEMIURGO…

CARMEN ANDÚJAR…

MAG…

ALFREDO…

CECILIA DE MOLINA…

MÓNICA…

LA MAMÁ VERÓNICA…

de julianoelapostata56

JUVEEVS DE LODVOI

Caminaba hace como un año por los páramos asaeteados de vez en cuando por tesos desnudos de vegetación a la hora central del día, es decir, cuando la sombra de mi cuerpo es casi nula debido a la altura máxima del sol veraniego. Era un caminar de la mano con mi propia sombra, era un caminar para disfrutar de la levedad de los 25 grados que el ambiente marcaba, era un caminar para dejarme seducir por la naturaleza castellana recién rapada de sus cereales por esos bichos mecánicos llamados cosechadoras. Caminaba atendiendo a nada y a todo. El caso era formar un uno con la naturaleza estival. Y es que cuando uno se se deja arrullar por cualquier momento de la naturaleza, cuando se deja adormilar por la naturaleza en cualquiera de sus manifestaciones, como que la problemática personal deja de tener sentido y se difumina en una nada preciosa.

En un instante de ese paseo, en un instante carente de localización espacial en un reloj con manecillas o con números en un reloj digital, un algo indefinido, provocó que me percatara de mi mismo, que me ahuyentara del páramo, para acabar de darme cuenta de que esta vez sí que estaba solo. Y es que perdí mi sombra por entre algún mojón de separación de parcelas, es que mi sombra se había desprendido de mi mano…¡NO SÉ CÓMO DEMONIOS SUCEDIÓ, PERO ACABABA DE DEJAR OLVIDADA MI PROPIA SOMBRA EN ALGÚN LUGAR DE AQUEL TERRUÑO CASTELLANO RECIÉN RAPADO POR UNA COSECHADORA! Quise preocuparme, quise asustarme. Pero no. Simplemente acepté ser, al menos hasta que volviera o la encontrara,  una persona sin sombra. Eso sí, la desnudez que este olvido me provocó, la desnudez por ser un tipo sin sombra, claro está, hizo que en un conato de timidez, me tapara mis partes pudendas con las manos. Sí, sé de sobra que fue un acto estúpido. Pero eso es lo que hice.

Ah, a día de hoy, la sombra ya está haciéndome compañía, Dónde la recuperé o encontré, eso, eso es para otro cuento.

de julianoelapostata56

jueves en un gran barco…

MÁS EN LO DE LEONOR…

Nunca anduve por la mar, ni con los ojos ni con el cuerpo vestido por sus aguas ni seco, por que fuese en barco. Nunca salí de tierra adentro. Es más, jamás salí más allá de la muga de este pueblo de la Castilla. No por falta de ocasiones. No. Simplemente por causa de que siempre fui como árbol anclado al terruño, como árbol que tan sólo necesita de sol y agua y que con eso se conforma.

Pero… En cierta manera es falso eso de que nunca conocí la mar. Y es que la mar sí la sé bajo los auspicios de mi imaginación. Al menos, a mí me encanta pensar en ese mar celeste de allá arriba, el del cielo. Y es que siempre he tendido a pensar que el mar nunca visto es muy parecido, sino su gemelo, al cielo que me encanta observar al descansar de mis tareas de pueblo al anochecer. Tiendo a ver las mareas en las nubes que cruzan por bajo la luna, me da por pensar que en las noches sin luna, cada estrella es el pez tal o cual, me da por dar carácter de certeza a que, cuando observo la osa mayor , dentro de ella voy yo, un yo capitán de un barco aéreo, frágil, sí, pero veloz…En una noche, estoy por jurarlo, vi en una conjunción de estrellas una nave con velamen y todo. Cruzaba en ese momento una rapaz nocturna que emitió su sonido de noche. Creí sin duda que era el grito de un marino diciendo aquello de “Tierra a la vista”. Curioso, aquel marino deseaba ver la tierra, yo, sin embargo, me conformaba con ver la mar en el cielo desde la tierra.

de julianoelapostata56