QUEMANDO LIBROS UN JUEVES

La tiranía se da por sobreentendida. De otra manera el contexto sería incomprensible. ¿El tiempo? ¡Qué más da! Para quemar el tercer incunable que quedaba, el tiempo sólo ha de cumplir con la premisa de después de los años 1500, es decir, cuando un libro puede ser denominado incunable. Y este último incunable guardaba entre sus hojas la sabiduría de un averno anterior a los tiempos. Y claro, siempre hay un religioso que no desea que el “demonio” salga a la luz de lo tangible una vez alguien lo haya invocado con la lectura completa del incunable susodicho. Es por ello que fray Benito en estos momentos, solo en su celda del convento; anda quemando una por una todas las hojas del De Adventibus Demoniorum. Esa sabiduría maléfica a sus ojos de la orden de san Benito es…no acaba de ponerle palabras por que la rabia le ciega. Tan solo apacigua esa rabia ante la visión de las pequeñas llamas que ya han consumido el libro.

Lo que nunca llegará a saber fray Benito es que instantes después de que salga de su celda, de entre los rescoldos de la pequeña hoguera, nacerá un Fénix diabólico que de inmediato poseerá a sus compañeros del convento y que estos extenderán el mal por el mundo, el mal en forma de ciencia experimental; sus compañeros quedarán alimentados por la sabiduría de la astronomía, por la sabiduría de la medicina…etc…

Fue a partir del 1800 cuando la ciencia comenzó a expandirse por el ancho mundo, poco tiempo después de que el libro fuera quemado…fue el tiempo de La Ilustración.

MÁS EN LO DE INMA

Anuncios
de julianoelapostata56

9 comentarios el “QUEMANDO LIBROS UN JUEVES

  1. Ya ves tú que mal vino…

    En este caso se puede aplicar el refrán: No hay mal que por bien no venga.

    Muy bonito relato, que pena que se quemaran libros…

    Muchos besos.

  2. Excelente, Gus. Impecable en forma y contenido. Admirable síntesis para una historia que desnuda la intolerancia de posturas fundamentalistas que nada tienen que ver con la sana inquietud de bucear en las cosas intentando aproximarse a esa verdad que nunca se nos revela en su totalidad. Me encantó leerte. Un abrazo

  3. Me he quedado alucinada, que delicia! Y es que siempre la curiosidad humana superara todos los escoyos, donde hubo fuego siempre quedaran cenizas. Impecable escrito, gracias por participar, besos.

  4. Incluso la más absoluta oscuridad se rinde ante la luz… ¡Cuánto mal hace la ignorancia! Pero así somos los seres humanos. Destruir aquello que no conocemos pero lo que es peor, no molestarnos en aprender o estudiar.
    Perfecto tu viaje sobre magia de los libros. Siempre he visto un encanto especial sobre los libros negros.
    Un saludo.

  5. Un buen relato , donde la necesidad de las personas por saber no se rinda,y cierto que los libros religiosos eran super protegidos y aún hoy lo son ..
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s