JUVEEVS DE LODVOI

Caminaba hace como un año por los páramos asaeteados de vez en cuando por tesos desnudos de vegetación a la hora central del día, es decir, cuando la sombra de mi cuerpo es casi nula debido a la altura máxima del sol veraniego. Era un caminar de la mano con mi propia sombra, era un caminar para disfrutar de la levedad de los 25 grados que el ambiente marcaba, era un caminar para dejarme seducir por la naturaleza castellana recién rapada de sus cereales por esos bichos mecánicos llamados cosechadoras. Caminaba atendiendo a nada y a todo. El caso era formar un uno con la naturaleza estival. Y es que cuando uno se se deja arrullar por cualquier momento de la naturaleza, cuando se deja adormilar por la naturaleza en cualquiera de sus manifestaciones, como que la problemática personal deja de tener sentido y se difumina en una nada preciosa.

En un instante de ese paseo, en un instante carente de localización espacial en un reloj con manecillas o con números en un reloj digital, un algo indefinido, provocó que me percatara de mi mismo, que me ahuyentara del páramo, para acabar de darme cuenta de que esta vez sí que estaba solo. Y es que perdí mi sombra por entre algún mojón de separación de parcelas, es que mi sombra se había desprendido de mi mano…¡NO SÉ CÓMO DEMONIOS SUCEDIÓ, PERO ACABABA DE DEJAR OLVIDADA MI PROPIA SOMBRA EN ALGÚN LUGAR DE AQUEL TERRUÑO CASTELLANO RECIÉN RAPADO POR UNA COSECHADORA! Quise preocuparme, quise asustarme. Pero no. Simplemente acepté ser, al menos hasta que volviera o la encontrara,  una persona sin sombra. Eso sí, la desnudez que este olvido me provocó, la desnudez por ser un tipo sin sombra, claro está, hizo que en un conato de timidez, me tapara mis partes pudendas con las manos. Sí, sé de sobra que fue un acto estúpido. Pero eso es lo que hice.

Ah, a día de hoy, la sombra ya está haciéndome compañía, Dónde la recuperé o encontré, eso, eso es para otro cuento.

Anuncios
de julianoelapostata56

16 comentarios el “JUVEEVS DE LODVOI

  1. Pingback: JUEVES DE OLVIDOS… | julianoelapostata56

  2. No creo que sea el único al que se le ha desaparecido la sombra, seguro que hay un montón apiladas en el departamento de sombras perdidas. Si es que habrá que empezar a ponerles pulseritas con el nombre y el teléfono como a los niños. 😀

    Un saludo.

    P.D.: Puede que se te haya movido alguna letra del título, he oído que están de lo más rebeldes últimamente.

  3. Me gustó este relato, original y diferente a todo lo que vengo leyendo. A lo mejor está bueno eso de olvidar la sombra en algún lado, transitar por la vida siendo uno mismo, sin nada que refleje otras cosas, ni nuestras partes oscuras. Quién sabe, habría que intentarlo.
    Un beso!

  4. Muy curioso lo de perder la sombra, se parece a las aventuras de Peter Pan, donde la sombra de Peter va a su bola. Supongo que es verdad, nos quedaríamos algo desnudos sin ella.
    Un abrazo

  5. Pues no sé. ..tal vez la sombra se escapara de ti mientras estabas distraído con tus cosas….tal vez tendrías que prestarle más atención.
    Muy original tu relato y muy bueno lo del.título!
    Un beso

  6. Un relato miy original ¿ Que tal se pasa vagando sin sombra durante unos dias? Supongo que el reencuentro fue emocionante y que tendriais muchas cosas que explicaros……Ya ves has hecho que mi imaginacion no deje de volar. Besos.

  7. Tal vez la sombra sea la más palpable constancia de nuestra calidad de estar vivos. El día que no la notemos, seguro será porque ya no existimos… al menos no como estamos acostumbrados por aquí.
    =D

  8. El hombre sin sombra… suena a película de misterio o terror. Aunque eso de perderla me trajo a la memoria (vaya juego!) la imagen de Peter Pan queriendo cosérsela para no volver a perderla!! Me gustó muchísimo.

    Un beso.

  9. ¿Eres consciente de que la pérdida de sombra, en medio de la estepa castellana te deja irremediablemente solo, pero solo del todo?, ya no vale, remedando a Quevedo aquello de que erase un hombre a una sombra pegado, solo de solemnidad, claro que en ese paseo por medio de campos recién segados, no creo que se busque otra cosa que la soledad, así que enhorabuena, te saliste con la tuya. Magnífica y original historia Gustavo. Celebro que hayas recuperado tu buena sombra. Un abrazo.

  10. No me gustaría quedarme sin ella, aunque nunca le hago caso, me acostumbré a tenerla siempre cerca… :))

    Un abrazo, amigo.

    Ah, yo también escribí sobre el OLVIDO ¡¡¡Me olvidé de pasarte el link!!!

    MUACS y cafelito en el de Julio

  11. Qué bueno! Me ha hecho sonreír. Es curioso, también escribí hace mucho tiempo algo sobre un tipo sin sombra… Y es que tiene mucho simbolismo eso de la sombra, y parece que sin ella somos menos persona… carecemos de volumen… Da mucho juego. Espero que no la vuelva a perder por esos rincones del olvido, donde puedes encontrar minúsculos agujeros negros en nidos de hormigas… o ¡quién sabe! ;).
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s