este jueves estoy perezoso.

La calor asciende minuto a minuto. Se mueve. Repta por el salón de la casa. Y el encargado de hacerlo visible es un rayo, o varios, a través de la ventana despatarrada al amanecer, despatarrados los cuarterones, para ser exactos, de este día de verano, de verano tórrido. La calor empuja el mercurio minuto a minuto a cuotas insospechadas ya. Y son las diez de la mañana. Me he levantado de la cama hace tres horas. Me he sentado en este sillón ergonómico con mi pijama y mi zumo helado y…Ahora me apetece una birra. Pero está en la heladera. La calor suena en la calle de la ciudad a pitidos huecos de los coches, coches también ahogados por la calor que alcanza ya los 39 grados. No pienso moverme. Las perlas de sudor se han hecho ya regueros, han pasado de reguerillos a riachuelos muy caudalosos. El reloj de arena, regalo de mi ex, ha decidido parar su descenso de arena estando todavía el embudo de arriba a medio llenar, el reloj de cuco, regalo de mi ex, de mi exsuegra, también ha dejado de andar…el cuco cual cuco que es, ya hace rato que no da ni los cuartos ni las medias ni las enteras. En este living nada se mueve. Acá me he despatarrado en espera de la noche, noche que se hace esperar en el frente del día, en el frontal del futuro próximo. Sé que en algún momento deberé de beber. Si el calorón me lo permite, marcaré el número del restaurante a domicilio, más por las bebidas que por…Sudan las paredes del líving, la calle se ha callado, y son las diez y poco. no se escucha más que el sudor de las paredes y mi ritmo cardíaco leve, levísimo…nada se mueve. Semejo un perezoso , ese animal, quiero decir, al acecho de nada, de no moverme. Me deshidrato, creo. Debo de llamar al restaurante para beber, para que me traigan bebida y beber… El dedo no quiere moverse para marcar el número. Anda aperezado. Quizá ni se pueda mover aunque quiera. Quizá esté en huelga de pereza caída como yo. más en lo de  CHARO http://charocort.blogspot.com.es/2015/06/convocatoria-juevera-para-el-dia-11-de.html#comment-form

Anuncios
de julianoelapostata56

13 comentarios el “este jueves estoy perezoso.

  1. Parece, da la sensación, de que padre e hijos se van a llevar buenos retos. Sobre todo el padre, por no llevarlos al colegio.
    Casi que puedo entenderlo, entiendo la pereza, algo para que lo que tengo cierta inclinación. Aunque mi pecado favorito es la lujuria.

  2. Uy! Algo ha pasado con tu relato…el otro día había unos hijos que no iban al colegio y un padre que se sentaba en la butaca al lado de la nevera a beber cerveza…..
    Tú protagonista es perezoso pero tú no…
    Es posible que si alguien lee este comentario se pregunte si no estaré un poco loca, pero tu sabes que no, a que sí…Creo que el Demiurgo me entenderá je je
    Muchas gracias por participar en mi convocatoria y hacernos disfrutar de nuevo con tus relatos.
    Un beso

  3. Fascinante tu pereza, me ha encantado casi me derrito leyéndolo, o es que me he ahogado en el riachuelo de belleza que han formado tus letras con ese calor.Precioso, transmite mucho, no sabría explicarlo. Me daba angustia tu pereza, ese dedo que no podía moverse…

    Muchos besos

  4. jeje creo que cuando el calor aprieta a ese nivel, el pecado de la pereza no es pecado y sólo es un acto reflejo que se justifica ante semejante presión… has logrado meterme en ese clima caluroso y y letárgico, Gus y casi sin esfuerzo!!!
    un abrazo

  5. Cierto és lo que cuenta Neo. A este nivel, la pereza, no es un vicio, es una imposición. Muy buén post, Saludos, celebro tu reentrée, y deseo que dure.

  6. Sí que debes estar perezoso porque llevo mucho tiempo sin verte por los jueves, espero que te deshagas de esa apatía y vuelvas porque disfruto leyéndote.

  7. Tu relato emana una especie de cansancio espeso… imaginar ese calor (aunque aquí está bastante frío), ya aletarga el entusiasmo. Entonces la pereza pasa a ser contagiosa. Me quedo pensando… de haber llamado el restaurante por la bebida te hubiese olbigado a levantarte para abrir… Muy bien llevada esta pereza Gus!
    Siempre es grato verte asomar por aquí, aunque sea pecando de perezoso.
    Besos!
    Gaby*

  8. Uf se siente el calor en tus letras, esa sensación de pereza insoportable que trae el sopor, y la espera del fresco, del aire o de la bebida que nos saque de ese submundo infernal del verano.
    Muy bueno, me gustó volver a leerte.
    Besos.

  9. Un relato agobiante por momentos porque la pereza del personaje lo está llevando a una muerte líquida. Frases muy potentes para describir ese ambiente opresivo y perezoso del salón…me ha encantado.
    Un abrazo

  10. Eres un maestro, Gustavo. Lástima que te prodigues tan poco. Quiero pensar que no es precisamente por pereza y conservo la esperanza de poder leerte con asiduidad semana tras semana. Has creado un clima en el que parece que el universo entero había quedado estático, sin movimiento. Todo quieto, salvo el sudor de tu protagonista.
    Un fuerte abrazo..

  11. Que ambiente de pereza, o más bien indolencia, con esa lentitud extrema, ese calor atenazador.
    Siempre un placer leerte, amigo. Medio beso.

  12. Uffff… He podido sentir el agobio de esa temperatura elevada, con decirte que me costaba hasta respirar mientras leía porque se sentía subir la temperatura y la falta de hidratación… Ese tipo de pereza deja de ser tal para ser la vagancia más absoluta… no levantarse ni para beber teniendo sed es para arrearle…
    Me ha gustado mucho el relato…
    Besines… Te sigo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s