jueves de teléfono

en donde lo de maría josé (http://blogdemjmoreno.blogspot.com.es ) habrá más gente al teléfono.

las balas que se iban al enemigo y que luego eran devueltas andan tristes, medio perdidas por que a nadie pueden ser devueltas. ¡no digamos de los buques que se hunden por que eran confundidos con submarinos! los tartajas andan como sin trabajo: ¡ya no tienen oficio de ametralladora en la guerra! tristes están los cañones de los tanques, esos cañones que ya han adquirido hasta agujero para poder disparar sus bombas y  SUS LÁGRIMAS DE FUEGO TAMBIÉN! tristes parecen los chinos..bueno, los chinos chinos tomados como plural no, más bien ese chino que siempre era el único en morir y que hacía creer al enemigo que eran varios los caídos en combate. se diría que los días festivos en la guerra han dejado de ser festivos…se diría que ya se lucha incluso en esos días de lo tristes que son sin que el telefonista pueda comunicarse ya con el enemigo. al menos desde este mundo. por que desde el otro, de seguro, que se lo anda pasando bomba naciendo a destiempo, cuando su mamá andaba de compras.Image

AÑADIDO SIN QUE TENGA QUE VER CON EL JUEVES, AUNQUE SI ALGUIEN ENCUENTRA UNA CONEXIÓN, QUE ME LLAME POR FONO AL 616 352 616, TOTAL, NO ESTARÉ EN ESE NÚMERO…

manos de tierra y sol
manos abrasadas por el trigo
rubio
abrasadas por la dureza del arado
manos de viento y lluvia
el campo en mis manos
y todas las inclemencias
del campo reunidas en mis manos…
manos pétreas
tan de roca como la vida dura
del labriego perdido
en un rincón rudo de castilla
manos sin corazón
apenas con el corazón
olvidado, siempre olvidado
…apenas con el corazón en un puño
de las manos …
manos de tierra y sol
manos que se olvidaron del llanto
del quebranto, manos…
acostumbradas a las hostilidades del campo
castellano
manos que se olvidaron decirte
en una caricia
que te quiero…
Anuncios
de julianoelapostata56

32 comentarios el “jueves de teléfono

  1. Tienes razón, desde que el enemigo no se pone al teléfono las guerras tienen muy pero que muy poquita gracia y ya ni tan siquiera los niños tiene que ir a buscar a la portera cuando nacen porque su madre está en la compra…una pena!!!
    Besos julianos

  2. jejeje… hola amigo! que placer tenerte de vuelta! y pasa que los tiempos son distintos… las guerras cambian… y las peleas cotidianas son de otra índole, más frías más rápidas, más impersonales…. pero más graves? un abrazo querido apóstata!

  3. ¡Bienvenido a su propio hogar! Aunque ya me pareció verlo pasear por ahí, no se si hablar por teléfono. Pero las guerras siguen siendo guerras mas tecnológicas. Y a golpe de teléfono también se dan ordenes. ¡Pucha!

    Le dejo un beso.

  4. Tampoco nadie tirará del otro extremo del cable porque este quede un poco largo de este lado, ni pararán las guerras a capricho, pero es seguro que todas ellas serán más cruentas ahora que él no está para satirizarlas con un humor único e irrepetible. Bonito homenaje al Sr. Gila, Gustavo.
    Un fuerte abrazo.

  5. ¿Quieres decir que a mano de teléfono móvil no se dan órdenes de disparo en los iranes, damascos, irakes, ugures, somalias…????

    Se fue el humor negro de las guerras irónicas, hasta los que pasaron la maldita civil sonreían con sus gracias… se fue el humorista, no se fueron las guerras…

    Besito, gatito.

  6. Decía el Gila ¿es el enemigoooo? Y contestaba el chino único muerto o muchos porque los chinos son iguales todos, a nuestros ojos. Guerras por teléfono de los antíguos, guerras con proyectiles cascados y cañones rotos y metralladores sin metrallas, de compras la mamá, la del niño chino. Compró la mamá misiles teledirigidos vista nocturna, compró fusiles telescópicos automáticos, compró minas y gases y venenos, cinturones explosivos adosados, botones masacradores de lejos, se ha espabilado mamasita guerra.
    Y yo digo, conviene la coña, el choteo o nos da el sopóncio del asco verdadero, una tregua pido, dame tu número de teléfono apóstata poeta.
    Ya me tardabas, 3/4 besito, nos vemos a lo juevero venidero.
    Uf!!! voy abajo a rellenar el formulario, !un rosario! para que conste lo aquí dicho.

  7. Leyendo los comentarios anteriores me doy cuenta que tu relato es un homenaje a Gila, y bueno amigo estoy lenta.
    Me gusta la forma en que fuiste llevando el texto hasta llegar a encandenar el final.
    Muy ocurrente Gus, un placer leerte.
    Un besote

  8. Gus, leyendo tu jueves no pudo evitar recordar aquellas viejas películas de la segunda guerra en las que se veia a ese oficial telefonista intentando comunicarse con su base para pedir refuerzos, mientras las bombas enemigas sitiaban a su tropa en medio de charcos de barro y sangre de sus propios compañeros!…¿cómo harían para llevar el tendido de esos cables en medio del campo enemigo?…hoy en día también esa comunicación debe resultar mucho más fácil!

    Si bien es cierto, la poesía no tienen que ver con el tema de hoy, no deja de resultar bella y emotiva. Me gustó mucho.

    Un abrazo.
    p.d
    me contó un pajarito que has decidido volver a sumarte como punto neuralgico de los encuentros jueveros…me alegra!

  9. Las manos nunca deberían perder la forma de decir te quiero, aunque se hayan vuelto ásperas, seguro conservan el calor y la forma de trasmitirlo.

    (mirá vos, en ese teléfono una voz me contestó y me dijo “Que se ponga!!”)

  10. Se fue el que llamaba al enemigo y declaraba la guerra de la risa y la humanidad, guerras de plástico y de papel, muy diferentes a las guerras tristes y dolorosas que a menudo nos dejan esos otros bustos que a diario nos anuncian tragedia tras tragedia. Desde luego son más reales, pero hacen mucha menos gracia.
    ¿Está el enemigo?

    Un abrazo

  11. Muy buena idea la tuya de aprovechar este jueves de teléfono para homenajear a Gila, que tan buen uso hizo de él. Te veo inspirado ¿eh? Y eso me gusta. Un beso.

  12. Manos a la obra, literal, suerte, manos que olvidaron la carícia, mala mano que te da ella misma en la mejilla, mano en la espiga, añado mano mojada de mar. No lo sé ¿y yo qué sé?
    Total, al fono no contestaré. Besito en la mano.

  13. Quisiera participar en los jueves o en lo que montes cualquier día de la semana, pero no sé cómo va ésto ¿me lo explicas?
    Gracias.

  14. Lo peor de todo, es que llames y nadie conteste, lo peor es que te quedes solo/a en medio de una guerra o en medio de la nada. Resulta muy triste. Pero en las trágedias siempre existe ese toque de humor negro que en estos casos viene bien.

    Un abrazo.

  15. Relato ameno, dirige llana y amablemente al lector hacia el recuerdo del que convertía a los enemigos en adversarios simpáticos, próximos, como… de andar por casa. Sólo ha faltado la camisa roja, porque la boina la doy por tenida.
    La otra cosa, tan seria como la anterior, es más peligrosa. A veces las manos, además de todo eso, te las llevas a la cara y te tapas para esconder el desencanto, sin tener en cuenta sus arrugas ni sus huellas por dar la vida a la tierra.

    Besos

  16. Hola Gus, aqui al habla San, ¿se marchó ya el enemigo?¿no? pues que se ponga…Me me gustó recordar el fino humor de Gila en tu texto, todo un homenaje, como dicen arriba, se marchó el humorista con su teléfono y sus llamadas, pero aquí siguen las guerras…duelen y cansan.
    El poema, se agarra dentro, esas manos curtidas por el trabajo, asperas, sí, pero tiernas en caricias y abrazos.
    Besos.

  17. Pues he leido dos veces tu relato y no me aclaro. No consigo enganchar al que nace cuando la mama estaba de compras con los tartajas de la ametralladora. Será que estoy espesa, pero me ha parecido volver a antiguos relatos tuyos de hace muchos, muchos años. Ah y lo d elos chinos, nada de nada. Bueno que me lo expliques. Besitos

  18. Hola amigo, te echaba de menos. Respecto a los monólogos de Gila,( por cierto sería de los pioneros en monólogos, ¡verdad?) es que eran buenísimos.

    Un abrazo

    que es esto de que hay que poner mi email?

    Lola

  19. Pues a mí Gila me encantaba!!! 😀 (Y me sigue encantando, eh?)

    ¿Conocías esto, gus? —> http://www.youtube.com/watch?v=4715MUMJYmY

    Besossssssss.

    Pd.: he visto que vas comentando por ahí en modo “anónimo” on. Vale. Pues en mi espacio (“La Petite Mort…”, que es allí donde de momento estoy poniendo mis relatos jueveros) no se puede comentar como anónimo (que ese blog es muy peculiar y algunos anónimos que entraban, también), peeeeeeeeero SÍ como usuario de WordPress (como tú). Esto te lo digo, no para que me comentes (que eso no es obligatorio), sino para que no se te ocurra dejar un comentario larguíiiiiiiiiisimo larguíiiiiiiiiiisimo ísssssssimooooooooo o, y Blogger te lo mande a freir churros.

    *L* dixit.

  20. me había faltado esas últimas estrofas… dan la sensación de tener algo en común estos versos con lo anterior… quizás por lo desolado de una guerra y la desolación del alma, en ese gran campo que se cultiva… de esas manos que se aferran a lo cotidiano sin conocerlo, sin darle importancia… porque fluye y no debe fluir sino que debe ser, debe… SER con mayúscula. un abrazo gus!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s