jueves con taza de café….

en poco más de 150 golpes de voz, quizá el triple, puedo hablar de vicente.

y es que vicente es tan pobre que ni palabras tiene, apenas sílabas posee; tan pobre que duerme entre cartones en los huecos sobrantes que la ciudad ha ido dejando por sus calles; tan pobre que se ilumina con el sol y se oscurece con la sombras de la noche; tan pobre que viste de raído y apenas si para comer tienen él y su amante, hermenegilda. su sustento principal, el que nunca les falla, es la taza de café de por la mañana, de cuando dejan a un lado los cartones y se desperezan…eso sí, sólo poseen una. y es hermenegilda quien toma la segunda taza de café todas las mañanas. ¿por qué? por que son tan ricos que poseen los sueños por cumplirse, por que poseen la esperanza del porvenir, esos sueños que todas las mañanas hermenegilda trata de descifrar en los posos del café…esta mañana su predicción ha consistido en que encontrarán carne en un contenedor. esta mañana ambos dos, han sonreído.

 

 

.

más cafés en lo de maría josé moreno

 

http://www.mjmorenodiaz.com/2012/08/correccion-de-fechas-este-jueves-un.html

 

 

Anuncios
de julianoelapostata56

13 comentarios el “jueves con taza de café….

  1. “Cuando no tienes nada no tienes nada que perder”. La frase así es de Bob Dylan, pero la misma idea la he escuchado a Víctoir Manuel, Gilbert Becaud, Rod Stewart. Cuando no tienes nada, cualquier cosa que llegue será buena.
    Medio beso, compañero.

  2. Tan pobres que no se atreven a morir por no tener un lugar donde caerse muertos. Juliano, permíteme que te pregunte: ¿Se puede ser feliz así? ¿No es esa supuesta felicidad una triste forma de conformidad ante la adversidad? Si las necesidades más básicas y primarias no se tienen cubiertas, dudo mucho que la felicidad esté presente en sus vidas.No dudo que necesiten poco, pero me atrevo a afirmar que tienen menos aún.
    Un fuerte abrazo.

  3. Ambos se han hecho a sí mismos. El paso de los días y los meses, interiorizando rutinas y costumbres se apoyan uno en el otro y a la vez, en los posos del café que cada mañana les da la bienvenida. Es más difícil vivir así.

    Un saludo

  4. Son pobres pero buscan la fortuna. La esperanza se renueva a cada sorbo, Esa lucha por sobrevivir que espero que el calor del café les de la energía para seguir batallando. Gracias por tu texto

  5. Pues yo me voy a lo pragmático y, a no ser que sea una pobreza buscada, merecen un hogar digno, un trabajo digno con su digno salario, y carne de la carnicería; uno se cansa de batallar y vivir en la calle entre cartones en el siglo xxi, es censurable hasta la saciedad. Si se quieren mejor, si ella sabe leer los posos del café pues mejor también…

    Bravo, Gustavo!!!!! Besito, gatito.

    Un relato muy crudo y duro.

  6. ¡Hola, Gustavo! Ya veo que vuelves más inspirado que nunca, y yo que me alegro. Sin duda un buen relato. ¿Se puede ser más feliz con menos? Estos dos pobres tienen tan poco que con algo de comida y, sobre todo, con el gran amor que se profesan, les sobra para ser felices. Más de uno debería aprender de ellos y quejarse menos. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s